27 sept. 2009

Los recuerdos como imágenes







Introducción:
Acercarnos a un análisis introspectivo sobre una obra personal se vuelve un proceso complejo, ya que podríamos decir que el aspecto emocional y vivencial es completamente relativo a quien lo vive, y definir un marco teórico en cuestiones de Psicología del Arte es un reto, los mismos estudiosos en el campo no han llegado a esclarecer a ciencia cierta cuales son los factores que intervienen en el proceso creativo y el fenómeno del arte, sin embargo pude encontrar ciertas posturas y puntos de vista con los cuales me identifique y los relaciono con mi trabajo personal.
A continuación rescato algunos de los comentarios que encontré en la lectura realizada del ensayo sobre Psicología y Artes Visuales, de Hogg y otros autores:

“La psicología del arte está catalogada también como una de las ramas de la estética. Entre estas ramas cabe destacar la axiología estética (teoría del valor) y la morfología estética (estudio de la forma en las artes). La morfología, la crítica de arte, y la historia del arte cargan el acento en las obras de arte, mientras que la psicología del arte se centra en la conducta y las experiencias de las personas que las hacen y las usan. Pero todas estas ramas se solapan. Para comprender la obra de arte debemos prestar cierta atención a su contexto humano, y viceversa. En psicología del arte se evitan los juicios de valor, morales o estéticos, pero rara vez se consiguen”
Por lo que nos enfrentamos a un campo donde se mezclan varias disciplinas del conocimiento en torno a las artes, y la frontera entre la filosofía y la psicología se torna en algo muy sutil, de alguna manera el ensayo citado nos acerca a tratar de entender dentro de las diversas posturas y aproximaciones importantes en cuanto a Psicología del Arte de refiere, cual seria la compleja ramificación. Nos dice Hogg (s/f): “El tema de la estética, recién activado y ampliado promete prestar alguna ayuda en este sentido. A su alrededor se reúnen psicólogos de diferentes escuelas, freudianos, behavioristas, gestaltistas, marxistas, y neotomistas, junto con estudiosos de muchos otros campos. Además coloca a la psicología cara a cara con artistas, historiadores, críticos y otros profesionales que se ocupan directamente de las obras de arte en el mundo exterior. Una mayor colaboración entre ellos ayudará a iluminar las zonas más oscuras de este campo, en gran parte inexplorado todavía por la ciencia”.
Quise partir de estos comentarios en torno al citado ensayo de Psicología y artes visuales, por que me ha parecido que en el intento de un acercamiento personal para realizar un análisis introspectivo hay varios asuntos que atender, pero a la vez se puede uno llegar a perder del enfoque de los procesos psicológicos que estamos buscando, y de alguna manera también al hacer este análisis surgen respuestas que no esperábamos, bien voy a partir de la siguiente idea expresada por Hogg:

“Algunos de los procesos más importantes de la experiencia artística y estética son subjetivos; Se producen dentro del individuo y no pueden ser observados directamente por ninguna otra persona. Hay que inferir su naturaleza de los signos externos, a menudo engañosos. Esto reza para la imaginación creadora y para gran parte de las respuestas estéticas al arte: ¿qué ocurre por ejemplo, en nosotros cuando escuchamos música, leemos poesía o contemplamos un cuadro? Una parte muy grande y vital de la experiencia relacionada con las artes es inaccesible a la observación exterior”







Cuaderno de trabajo sobre el proyecto del 150 aniversario de la fundación del Puerto Vallarta, obra realizada durante el año 2001, y presentada en diciembre del mismo año, como instalación en la playa del malecón del lugar.

Descripción de la obra:



Instalación: 150 años y todavía olemos a sal...se presento en la playa del malecón de Puerto Vallarta, 15 de diciembre del 2001 como parte de la celebración del 150 aniversario de la fundación del Puerto.

En el año 2001 se llevo a cabo la celebración del 150 aniversario de la fundación de Puerto Vallarta, para esta ocasión realicé un proyecto especial, que presente dentro del marco de los festejos para dicha celebración, me refiero a la instalación plástica que titule “150 años y todavía olemos a sal...del mar de nuestros abuelos” escogí este trabajo para realizar el análisis introspectivo del presente, porque tal vez es este uno de los proyectos más significativos que he realizado en mi proceso personal de búsqueda, encuentro y producción de mi obra. Y también sin duda todo el proceso psicológico y sensorial que desarrolle para este trabajo, ha marcado significativamente el resto de mi quehacer.

150 años y todavía olemos a sal... fue una instalación de 43 imágenes en total, 15 de 200 X 120 cm. Y 28 de 200 X 80 cm. Estas imágenes fueron pintadas en telas transparentes, tarlatana que es una especie de gasa muy fina, que se usa para la limpieza de las placas de grabado, la característica de esta tela es que su trama es de un hilo, es decir hilo contra hilo, el otro material utilizado como soporte para pintar estas imágenes fue el pellón de grosor mediano, en color azul. La técnica que utilice fue mixta, mezcle acrílico con spray acrílico, y carboncillos. La instalación abarco una superficie aproximada de más de 60 metros lineales, y fue montada en unas estructuras de maderas diseñadas especialmente para el montaje de estas telas trasparentes, esto a la vez fue instalado en la playa del malecón de Puerto Vallarta, fue presentada de noche e iluminada por un promedio de 45 spot color ámbar y azul, esta obra la presente el 15 de diciembre del 2001, dentro del marco de los festejos del 150 aniversario de la fundación de Puerto Vallarta y duro montada solo 30 horas.

Análisis Introspectivo:

De acuerdo a los mapas conceptuales de los procesos psicológicos que participan en la creación, es que me gustaría ir desglosando este análisis, la esencia del Proyecto en el que voy a basar este análisis es el “recuerdo”, “la memoria colectiva”, 150 años y todavía olemos a sal... es un trabajo en el que la premisa fue: “Recuerdos... imágenes que se borran con el tiempo, partir de un recuerdo para recuperar un pasado”

Percepción, atención, memoria:

Recuerdo que siempre recuerdo y recordando pinto el recuerdo...

La memoria colectiva es un motivo importante, la evocación porque también me toco vivir lo que he escuchado contar a mi abuela y a mi madre. La añoranza, la nostalgia de algo que se fue que se nos esta escapando, la costumbre y el lugar...

He pintado ya por muchos años y varios temas pero es quizá con el proyecto de 150 años y todavía olemos a sal... es un trabajo que realice en el 2001 para festejar el 150 aniversario de la fundación de Puerto Vallarta lugar donde nací y he vivido.

Si hablamos de procesos psicológicos este es un proyecto en donde intervinieron los siguientes elementos que los componen: Percepción, Atención y Memoria. Me gustaría empezar a hablar sobre cuales fueron las motivaciones que se han mantenido constantes en mi trabajo por los últimos años. Confrontar el reto de hacer una obra que me significara todos los recuerdos de mi “hogar”, entendiendo este como el lugar donde habito y me desenvuelvo.

Para mí haber nacido y crecido en la costa, es fundamental en mi percepción de la imagen, el color y la luz, todo a mi alrededor ha sido alimento sensorial para mi trabajo, los sentidos y las vivencias han estado puestos ahí.

1- Ver el horizonte: la línea infinita, la luz al atardecer, la tormenta mar adentro.
2- Color, Agua: flotar en el mar por horas infinitas hasta que la piel de las manos se arruga, abrir los ojos dentro del agua de sal, hasta que te ardan, se pongan rojos y duelan, ver a través del visor peces de colores... Esto es vivencia, recuerdo de niñez.
3- La sierra y el Río: Domingo a domingo ir al río, piedras y agua. Otra vez el agua, sentir el agua, cerro verde, naturaleza, bañarse en agua de río. Sentir el calor la humedad, oír la tormenta acercarse, el rayo la anuncia, hay que salir del río porque empiezan a bajar las hojas y ramas en la corriente... La creciente llega, para mí fue una maravilla ver y sentir la energía del río... la creciente.
4- El pueblo, la gente, la familia: visitar la casa de los abuelos, oír historias, (de hecho de estas historias es que surge este proyecto del que estoy hablando). Jugar en la calle, ver cangrejos en la calle en tiempo de lluvia, los arroyitos entre las calles empedradas, jugar, y jugar moler ladrillo hacer una tiendita...

Así crecí, Mar, Montaña y Río, la memoria asiste al recuerdo y no escapa de los procesos psicológicos, factores externos, factores internos, la participación de todos los sentidos, vista, oído, tacto, olfato, gusto, insisto el recuerdo de lo vivido, las emociones que se despiertan en torno a lo que se escucha, como se asimila, y que sentimientos me provoca, regreso a la vivencia, el ser se compone de todo lo que esencialmente vive, y es ahí donde recurro al recuerdo, forzosamente entro en un estado de evocación y se despierta varios sentidos, la memoria siempre esta presente.

En 150 y todavía olemos a sal... recurrí a pintar lo que he visto, lo que escuchado, lo que he olido, cada evocación trae consigo un proceso muy especial, por ejemplo cuantas veces no hemos sentido nostalgia, sin saber detectar con claridad que la provoca, sin duda para mi el abordar este trabajo me provoco esto.

Yo nací en Puerto Vallarta, aquí crecí y vivo he tenido la oportunidad de salir por temporadas fuera de este lugar, y me percato continuamente de todos los cambios que esta sufriendo, estos hechos provocan un sentimiento de preocupación y hasta cierto punto impotencia de no poder frenar el crecimiento vertiginoso que esta ocasionando cambios en el medio ambiente, en la morfología geográfica, en el paisaje mismo, y bueno va de la mano en la perdida de identidad y de costumbres, es por eso que este trabajo me resulta tan significativo. De alguna manera toca las fibras mas intimas de mi ser, sensitivo, mi ser social.

La tarea fue rescatar las imágenes más representativas de la memoria colectiva de un lugar mágico, Vallarta, pueblo de pescadores, la costa que como muchas otras han sufrido cambios importantes en su medio ambiente y costumbres. En el proceso para desarrollar este proyecto fue muy importante hacer una bitácora, fui escribiendo ideas, buscando imágenes de fotografías antiguas, hice entrevistas con mi abuela y otras amistades de la tercera edad, que conocieron y vivieron en épocas donde Vallarta era un lugar muy pequeño, en fin hice una evocación colectiva, describir un proceso psicológico especifico es difícil pero tengo claro y puedo reconocer como se fue hilando un proceso de carácter emocional del recuerdo y la vivencia.

Realice 43 imágenes de 240 x 120 cms. Aproximadamente en cada una rescate una idea iconográfica que de antemano a mi me provocara una reflexión o reconocimiento con mi pueblo:

· 150 años y todavía olemos a sal... caracoles, cielo, mar, oigo un susurro, es tu voz un recuerdo, un eco...
· cielo , mar, tierra, rocas, “los arcos”, testigos inalterables del pasar del ave, del viento, de tu barca y de mi voz... aquí nos toco vivir...
· pata salada somos... inicio, pez, pescado, pescador... el mar siempre inmenso, generoso, profundo, azul muy profundo, peces y más peces...
· hombre y pez... mi casa, nuestra casa, Vallarta, mi huella, tu huella, de todos...
· Pueblo, habitantes todos del agua y del sol, del amanecer y atardecer “casa”, “tierra”, “corazón”, “vida”...
· Tierra, que nos alimento, creció el fruto... te aramos, te comimos, te cambiamos...cuidarte no haría mal.
· Recuerdo, lo que fuimos, pescadores, cargadores, arrieros, aguadores, agricultores...soñadores, lo que somos, ¿qué seremos?
· Pez en vara, y siguen los recuerdos un olor a un veliz , “la manzanas de mi abuelo”...que me contó la abuela
· Creciente... que trae cambios, río, te escucho en mi alma, te veo ayer y hoy, me recuerdas la niñez de mi pueblo...
· Fe, que mueve a un pueblo, la costumbre que le da identidad...
· Cuando la iguana se volvió importante... te filmaron, la noche de la iguana...
Naturaleza, equilibrio que mantiene vivo a un pueblo... vida.
· Lo que sigue... tu huella, mi huella, de todos ...andemos que falta mucho...

En función a estas ideas fue que resolví las imágenes, los recuerdos como imágenes borrosas que se las lleva el tiempo, tenia la firme intención de provocar en el espectador una reacción de recordar y evocar. Las imágenes que surgieron desde el punto de vista formal son figurativas, pero no nos remiten a una lectura convencional, podría decir que el ambiente alrededor se fundió con ellas, el horizonte del mar, la arena, la luz del malecón, los barcos, etc. En fin el trabajo se fundió con el pueblo y con los elementos del pueblo.




Fragmentos de la instalación vista al atardecer, las estructuras que soportan las imágenes estuvieron enterradas en la arena y al mar fue el fondo de estas imágenes así que en la lectura intervino el ambiente.

Conclusiones:

El ambiente, festivo del día que se presento este trabajo ante el pueblo de Vallarta, le dio ese toque especial a esta instalación, todo lo que me toco vivir desde la concepción de la primera idea, estando en una reunión con mi abuela, al oírla contar sus historias, hasta el planteamiento del proyecto, el gestionar los recursos para hacerlos el ejecutar la obra, instalarla en la playa, confrontar su carácter efímero, ya que solo duro 30 horas montada, en fin fue una experiencia importante que ha marcado mi trabajo creativo.

Se tiene que reconocer el proceso interno que mueve el motor del proceso creativo, pasan cosas al interior de uno que definen nuestra personalidad creativa y nos da las herramientas para expresarnos y comunicarnos. Cada uno pasamos por distintos procesos personales, el mundo de la Psicología del arte como lo señale al principio al citar a Hogg, es un campo que esta en espera de ser explorado. Algo que me ha quedado claro es la importancia del aspecto sensitivo y es importante también “saber diferenciar entre la imaginación simplemente reproductora como la memoria y la imaginación creadora o constructora, como la que produce el arte y la ciencia nos dice T. Ribot, 1900. Así mismo este autor nos describió tres factores cuya interacción influye en la imaginación creadora: el almacenamiento en el “pozo” de la experiencia recordada; el “destello” creador de la visión, cuando los detalles se sitúan súbitamente en su sitio; y a continuación la larga tarea de traducir la visión en realidad medianamente la elaboración corrección y afinamiento.” (J. Hogg, 1975, p.41).

Definitivamente el proceso psicológico se cuece aparte podría decirse que internarnos en esos misterios de la mente humana y sus procesos, puede ser bastante complejo yo por lo pronto me respondo:
Si me hago la pregunta de que pinto y porqué lo pinto, seguramente puedo iniciar un análisis más profundo... mi trabajo esta relacionado con mi cotidianidad, con la vivencia y con el recuerdo... entonces todo ese universo visual que me rodea que es real no imaginado, que aparte de que ha sido visto, ha sido olido y sentido, es decir si hablo de mar y pinto el mar se a que huele y como se siente la brisa...

Bibliografía:
Hogg J. et. Alt. (1975). Psicología y artes visuales. Barcelona. Gustavo Gilli editorial.
Cuaderno de trabajo. Memoria del proyecto 150 años y todavía olemos a sal... del mar de nuestros abuelos. Ireri Topete, 2001.